La principal caracteristica de la fachada ventilada es la de crear una cámara de aire en movimiento, separada por dos hojas, una interior y otra exterior, sujeta a una subestructura metálica, entre las que se instala un aislante térmico. Esta estructura garantiza una ventilación continuada a lo largo de toda la superficie de la fachada, una especie de colchón térmico.

Una fachada ventilada se crea a partir de colocar un revestimiento rígido, separado del muro de cierre, pero fijado a él, para trasferirle las cargas propias y las acciones debidas al viento.  La cámara resultante debe quedar abierta en puntos estratégicos, para permitir su ventilación. Esta cámara mejorara las prestaciones del edificio al evitar en gran medida, las humedades y dar una mejor estabilidad a todo el edificio, prolongando así su vida útil.

 

 

VENTAJAS DE LA FACHADA VENTILADA

 

  • Protege la estructura de los agentes atmosféricos evitando la aparición de humedades.
  • La fachada es la primera protección del edificio ante los agentes atmosféricos erosivos
  • La fachada ventilada permite ganar espacio interior, al disminuir el grosor del aislamiento y de la pared soporte.
  • Favorece el ahorro de energía al optimizar el aprovechamiento de la inercia térmica del muro portante.
  • Elimina los puentes térmicos. Este sistema crea una cámara ventilada entre la fachada y el revestimiento cerámico instalado, que actúa de aislante térmico.
  • El peso de la fachada es sustentado por los forjados, mientras la función del muro portante es solamente la de retener. Esto conlleva un equilibrado reparto de funciones que mantiene la salud del edificio.